Operatoria Dental  

La operatoria dental se encarga de realizar las restauraciones en composite (resina compuesta) directamente en la boca del paciente, por lo que son realizadas en una cita. Las restauraciones indirectas son las que se confeccionan fuera de la boca del paciente y luego son cementadas (pegadas) a los dientes.

Kit miserium y adhesivos y aislación absoluta

Las restauraciones de resina compuesta por lo general son de pequeño a mediano tamaño, ya que al ser confeccionadas directamente en la boca del paciente presentan más desafíos al momento de confeccionarlas, como son el tiempo, facilidad de acceso a la cavidad, la contracción de polimerización de las resinas al ser polimerizadas (endurecidas), entre otras. La contracción de polimerización puede producir complicaciones como desajustes en sus márgenes y sensibilidad dental. Además, ya que se van confeccionando en incrementos (pequeñas partes) se pueden producir burbujas/desajustes y lograr una anatomía estética y funcional es más complejo que con las restauraciones que son confeccionadas fuera de la boca (restauraciones indirectas). Además las restauraciones en resina compuesta directa, por lo general, son de menor resistencia que las de porcelana y además, no logran reforzar el remanente dentario cuando quedan cúspides debilitadas o muy delgadas.

Para lograr buenos resultados con los composite dentales es clave el manejo a cabalidad de las técnicas adhesivas y utilizar materiales que se comporten lo más parecido al diente (esmalte y destina), de modo que sean lo más biomiméticos posible. Es por esto último, que la correcta elección de los materiales y su manipulación es crítico para la duración de las restauraciones de composite. 

La única forma de asegurar la correcta manipulación de los materiales, para que estos puedan obtener sus mejores propiedades biomecánicas, sin la presencia de humedad, sangre y saliva es con la técnica de aislación absoluta con goma dique. Esta técnica consiste en colocar una goma alrededor de los dientes en los que se vaya a trabajar, impidiendo que la humedad, saliva y sangre de la boca contaminen los dientes en los que se estará trabajando, de esta forma, los materiales dentales pueden alcanzar sus propiedades óptimas. Al dentista le proporciona un campo de trabajo limpio, con mayor acceso y más iluminado. Al paciente le entrega una atención segura y cómoda, ya que no existe peligro de que ingiera algún material o instrumento dental, además al tener separada la zona en la que se está trabajando no tendrá la preocupación de tragar agua y podrá relajarse y respirar con tranquilidad

Odontología Digital  

Tenemos la mayor tecnología para tu sonrisa

reserva tu hora

Ir arriba
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?