Coronavirus / COVID 19 en Odontología

Frente a la situación en el mundo producida por el COV19 es natural que nos cuestionemos todas nuestras acciones diarias. Por esto, la información es clave para hacer los cambios y/o ajustes en nuestra rutinas de forma efectiva y prevenir el contagio.

El virus se propaga a través de las gotas respiratorias y por el contacto directo con las secreciones infectadas, es por esto que aconsejan mantener al menos 1 metro de distancia entre personas.

Se recomienda adoptar precauciones como las de reforzar las medidas universales de prevención en lo referente a la atención a los pacientes odontológicos. Hay que tener en cuenta que en su ejercicio profesional el riesgo de aspiración de aerosoles es muy elevado y la distancia de trabajo, habitualmente, es inferior a un metro. Es por esto que la profesión de odontología es la que se encuentra en el mayor riesgo de todas las profesiones/oficios, sobre todo ya que los pacientes infectados transmiten el COV19 antes de comenzar a presentar síntomas lo que hace que la propagación de el COV 19 sea mucho mayor.

El siguiente texto está basado en la publicación realizada en el Journal of Dental Research.

Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): Emerging and Future Challenges for Dental and Oral Medicine. Journal of Dental Research. Meng, L., Hua, F., & Bian, Z.

https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0022034520914246#articleCitationDownloadContainer

Periodo de incubación

El periodo de incubación el COV 19 se estima en promedio de 5 a 6 días, pero puede llegar a los 14 días. Es por esto que las cuarentenas han sido fijadas en 14 días. Backer et al. 2020Li et al. 2020).

Tasa de fatalidad

Esta varía entre un 0.39% a 4.05% dependiendo del país  Centers for Disease Control and Prevention (2020).

Personas en mayor riesgo de infección

Las observaciones sugieren que las personas de cualquier edad se pueden ver infectadas por COV19, pero son los que están en contacto cercano con los pacientes sintomáticos y asintomáticos por COV19 (incluyendo al personal de salud y los enfermos con otras patologías hospitalarias) los que se encuentran en mayor riesgo de contagio.

Manifestaciones clínicas

La mayor parte de los pacientes con COV19 tienen síntomas leves a moderados. Los pacientes que desarrollan cuadros severos va entre un 15 a 25% (Guan et al. 2020Yang et al. 2020National Health Commission of China (2020b)

La mayoría de los paciente desarrollan fiebre y tos seca, mientras que otros dolor de garganta y dificultad para respirar, además de otros síntomas como dolor muscular, dolo de cabeza, confusión, diarrea y vómitos (Chen, Zhou, et al. 2020Guan et al. 2020). Dentro de los pacientes que son sometidos a TAC, la mayoría demostró neumonía bilateral(Guan et al. 2020Wang et al. 2020).

Dentro de los pacientes que desarrollan un cuadro severo se presenta un síndrome de dificultad respiratorio agudo, arritmia y shock.(Chen, Zhou, et al. 2020Huang et al. 2020Wang et al. 2020). En general, los pacientes mayores y con enfermedades crónicas como (diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares son los que presentan un peor pronóstico (Kui et al. 2020Wang et al. 2020Yang et al. 2020).

Diagnóstico y tratamientos

El diagnóstico es en base a una combinación de información epidemiológica, síntomas clínicos, hallazgos en TAC y test de laboratorio (RT-PCR)  WHO (2020a),  National Health Commission of China (2020a). Se debe tener en consideración que una sola prueba de RT-PCR negativa de un paciente sospechoso no descarta la infección.

No existe evidencia de pruebas randomizadas clínicas (RCT) que provean de una recomendación de tratamiento específico para el COV19, por lo que el tratamiento es básicamente de soporte (WHO 2020a). Principalmente lo que se hace es controlar la fuente de infección, aplicar medida de prevención y de control para disminuir los riesgo de transmisión, proveer de un diagnóstico temprano, aislar y entregar cuidados de soporte (Wang et al. 2020).

Se están realizado pruebas clínicas para evaluar intervenciones potencialmente más efectivas (e.g., lopinavir, remdesivir; Del Rio and Malani 2020).

Control de la infección en la clínica dental

Pacientes que se encuentren con tos, goteo nasal y estornudos que reciban tratamiento dental son el uso de turbinas o ultrasonido puede hacer que sus secreciones, saliva y sangre se transformen en aerosoles en el ambiente. Además se debe tener en consideración la contaminación cruzada que se puede producir entre pacientes y/o personal (Kohn et al. 2003).

Debido a las características de los procedimientos dentales, la cantidad de gotitas y aerosol que se producen las medidas estándar de cuidado/protección en el trabajo clínico dental no son efectivos lo suficiente para prevenir la propagación del COV19, especialmente en pacientes que están en periodo de incubación y que no saben que están infectados o que escogen esconder su estado.

Protocolos efectivos de control de infección

El lavado de manos es considerado la medida más crítica para reducir el riesgo de transmitir el microorganismo a los pacientes (Larson et al. 2000). Los virus del SARS-CoV-2 pueden persistir en las superficies por días (WHO 2020c). Esto hace que el lavado de manos y la desinfección de todas las superficies dentro de la clínica sean claves. El uso de medidas personales de protección como máscara, guantes, antiparras, pecheras y gorros sean recomendados para proteger a la piel y mucosa de sangre o secreciones infectadas. Las mascarillas recomendadas para la práctica dental son las N-95 y FFP-2.

Recomendaciones durante el brote de COV19

Recomendaciones para el manejo

En enero 2020, la Comisión Nacional de Salud de China agregó al COV19 dentro de la categoría B para enfermedades infecciosas que incluye en SARS e Influenza Aviar. Pese a esto, se sugiere que todo el personal de salud use medidas de protección similares a los indicados para las infecciones categoría A (reservada para infecciones por microorganismos extremadamente patógenos.

Es por esto que solamente los tratamiento dentales de urgencia que sean llevados a cabo bajo medidas estrictas de prevención y control están recomendadas. Tratamientos de rutina se deben suspender hasta la notificación de las autoridades.

Recomendaciones para la práctica clínica

Se deben aplicar medidas de protección personales estrictas y evitar o minimizar los tratamientos que produzcan gotas o aerosoles. El trabajo a 4 manos es beneficioso para controlar la infección. El uso de eyectores de bajo o alto volumen puede ayudar a que se produzcan menos gotas y aerosoles (Kohn et al. 2003Li et al. 2004Samaranayake and Peiris 2004).

Evaluación de pacientes

Durante el brote de COV19, las clínicas dentales deben establecer Triages precheck evaluar y registrar la temperatura tanto del personal y los pacientes. Se deben establecer cuestionarios a los pacientes para evaluar su salud e historia de contacto o viaje (WHO 2020a).

Examinación oral

El enjuague preoperatorio con un antimicrobiano puede reducir el número de microbios en la boca (Kohn et al. 2003Marui et al. 2019). Procedimientos que puedan inducir tos deben ser evitados o realizados con cuidado (WHO 2020a). El uso de instrumental que genere aerosoles, como la jeringa triple, deben ser minimizados al máximo. Las radiografías intraorales pueden estimular la producción de saliva y tos (Vandenberghe et al. 2010). Es por esto, que las radiografías extraorales, como la panorámica y el CBCT, son alternativas apropiadas frente al brote de COV19.

Espero a mis pacientes y colegas le sea de utilidad esta información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba